Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Si algún día vuelves a leerme y llegas hasta aquí, perdóname por escribir(te).

Imagen
Hoy voy a desnudarme la piel, y por qué no, los versos.
Dicen que muchas veces tienes que darte de bruces para entender las cosas. Bueno, quien dice muchas veces, dice siempre.
Me encantaría, de veras, decirte que estoy bien del todo. Recuperada. Que no quedan grietas en mis cimientos, que he podido mirar hacia nuestra vida sin romperme. Que no me hiere tu indiferencia ni tu huida. Pero te estaría mintiendo.
Desde que te fuiste me he pasado los meses fingiendo que no pasa absolutamente nada. Que que te fueras es algo natural y que te dije adiós con una sonrisa. Me he convencido -y les he convencido- de que estoy bien. Y me he hecho a la idea- encargándome de que todos lo sepan- de que no vas a volver. 
Hoy dueles como duelen mil cicatrices concentradas en un solo punto de la piel.
Sigues escociéndome como aquel ocho de diciembre. Tu adiós resonaba en cada rincón de la ciudad y me cerraron todos los bares. Tuve que ahogar mis penas en lágrimas, porque el alcohol se quedó corto de verdades. …

La última vez que me expuse asesinaron mi poesía.

Imagen
Necesitaba sentarme delante de una página en blanco.Mirarla fijamente sin saber qué decir, como siempre. Pero sintiendo en el pecho que tengo mucho que contar.  Siento cosquillas en los dedos, empiezo a teclear cosas sin sentido.  A veces alguien me lee. A veces no, y el texto queda perdido en el olvido. Uno de tantos. Llevo años escribiendo siempre aquí. Llevo cicatrices pintadas de verdades, tatuadas en los muslos y en todas las partes de mi cuerpo que aún descansan  en el recuerdo. Me he dado cuenta de que sigo siendo frágil, y que la fortaleza que los otros ven en mi sonrisa últimamente no es más que fachada. He construido un muro enorme a mi alrededor y ya no dejo que nadie lo atraviese. La última vez que me expuse asesinaron mi poesía. Y supongo que ya no quiero darle a nadie el poder de destruirme.  No me reconozco,de veras. Veo fotos antiguas y no recuerdo quién soy. Aunque sean de hace un año. ¿Cómo puede ser que en 365 días la vida cambie tanto? Hoy solo soy un trozo de todo lo que…

Trozos de algo que no tiene sentido.

Cuando la única manera de matar la poesía es haciendo poesía.

Y todas las alarmas saltan. De repente todos se callan. No, otra vez ese silencio. Me encierro en mí misma sin si quiera tener llaves y desaparezco.
El mundo ha dejado de verme pero yo no dejo de mirarles. Espero una respuesta mientras pasan los segundos.
Tic-tac Se acaba el tiempo, aunque el tiempo sea infinito y yo siga aquí dentro.
Me dan miedo demasiadas cosas le temo a la verdad porque dicen que es la única que lleva razón, y a mí siempre me ha gustado tener la última palabra.









Y qué mal, pienso. Haber coincidido tú y yo en el momento incorrecto rodeados de la gente incorrecta viviendo vidas que no son vidas ni tampoco ciertas.

Quiero volver a cometer la locura que me mató una vez.

Imagen
Es horrible sentir que tu piel ya ni si quiera te pertenece. Caminas sintiendo cada paso, en silencio. Tal vez aislada en tu propio mundo, el mismo que ahora es sinónimo de un bucle de recuerdos que amenazan con volver a tu vida solo dejándote miedo en los bolsillos. Eres de terciopelo, y tu tristeza se hace casi amable. Luchas por no hundirte y sientes que la ilusión ahora solo es una emoción instantánea. Quieres rascar en ti, rescatar todo lo que eras y convertirlo en lo que eres ahora. Te da pánico avanzar, quizá porque lo desconocido asusta (o eso se empeña en decir todo el mundo). ¿Y si ya no soy nunca más capaz de hacer nada que no conlleve dolor? ¿Y si mis heridas sangran?
No te confundas,soy feliz. Créeme. Porque mi felicidad nunca ha dependido de nadie. Pero todos mis pozos están vacíos y las cuencas de mis sueños algo rotas. Ahora solo veo con el ojo derecho, solo siento con la parte izquierda del corazón y he abandonado casi toda lógica. No sé si se puede considerar suicidio…
Quizá un día te veas buscando en otras bocas el sabor de mis sueños,surcando en otras piernas, esperando encontrar mi cielo. Naufragando en otros ojos para no perderte en los míos. Sintiéndome tan dentro queriéndome echar tan lejos.
Yo era la única que seguía tras la puerta. Por eso me marché.

Hoy he visto los ojos de la muerte, y se parece a nosotros.

Me he dado cuenta de que no somos conscientes de que nos morimos. A cada segundo estamos un poco más cerca del final de un camino en el que no dejamos de andar ni un solo segundo. Hoy mientras miraba a todas esas personas he visto que no sería la última vez que estuviera rodeada de gente llorando la pérdida de alguien. Lo he visto todo tan surrealista...Supongo que como todos los que estábamos allí. Nadie creía que dentro de una caja pudiera haber algo más que pólvora. Nadie veía en ese cuerpo el alma que probablemente nos miraba asustada desde su trascendencia. 
Hoy me he dado cuenta de lo triste que es morir. Y de lo mucho que necesitan las personas que siguen en el mundo para superarlo.  Bocas alimentadas con tópicos superficiales, en los que aparece el dichoso tiempo; el mismo que dicen que cierra heridas. Una mujer, su mujer, destrozada, llorando. Sin más consuelo que ver a su marido por última vez, con los ojos cerrados y las manos llenas de todos aquellos recuerdos que ambos suj…
Imagen
Algún día, tal vez lejano, mirarás hacia al pasado y me verás.  Como una ráfaga de viento incansable que se coló en tu vida y lo cambió todo de sitio. Mirarás a los ojos de la nostalgia y me verás como el ángel vestido de caricias que te acompañó durante años. Quizá para entonces tu vida esté en orden y no necesites más. Pero si el caos aún te envuelve intentarás buscar respuestas en las preguntas que te hiciste el día que te marchaste. Me conoces y me conocerás, aunque pasen muchos años y nuestras vidas queden paralelas, distantes, frías, sin chocar. Seguirás sabiéndote de memoria todas esas cosas que escribí en la lista de aquellas aventuras que quería vivir antes de morir.  O quizá no las recuerdes. Dará lo mismo. Quizá para entonces ya no me leas y tengas ese dinero que ansías para construir tu vida perfecta. Yo probablemente me habré conformado con la aventura de mil viajes y una vida normal. Me habré conformado con no conformarme. Habré luchado por publicar alguna de mis estupi…
Dijiste : 'No puedo ser feliz ya ni estando contigo...' . En realidad, aunque dijeras que no era por mí, era por mí. Si yo no conseguí que fueras feliz espero que otra persona sí sea capaz de hacerlo. Sé que en cuanto pases los exámenes vas a dejar de estar en contacto conmigo. Sé que tras ayudarte, te irás. Soy consciente de ello.  Solo espero que seas feliz. Aunque en tu vida me hayas dejado en un segundo plano.  De veras espero que encuentres en otra persona todo lo que no te di. Y que te quiera al menos la mitad de lo que yo te amé.  Aunque eso sea casi imposible. Pero sucederá.

Mal.

Imagen
No preguntaste por míno pregunté por ti y nos convertimos en dos extraños con mil vidas compartidas concentradas en instantes. Se acabaron las despedidas y al final sentí  que no pude salvarte a ti y que no quise salvarme a mí. Y al final, no pudo ser de otro modo.  Todo acabó como terminan las historias dignas de recordar: Mal.




No hubo modo de rescatarnos, pues cuando te miré tú ya te habías ido y cuando te giraste  yo ya no estaba esperando. Perdimos el tren  y dejamos las heridas abiertas por si algún día la lluvia quería curarlas. Así nos quedamos, tan quietos y solos tan perdidos y fríos como dos polos opuestos que atrayéndose destruyen todo lo que tienen a su alrededor. Nuestra incógnita sembró el pánico. Fuimos la destrucción de todo. El principio del fin.

Debería callar, pero es inevitable escribir.

Imagen
Siento la necesidad de escribirte, aunque sea desde esta habitación oscura que fue durante tantos meses mi cárcel. Son las 23:41 exactamente y no paro de pensar. Quién soy ahora. Quién eres ahora. En qué nos hemos convertido. Mira esos dos tontos de la foto. Ni si quiera parecemos nosotros. Pienso en un beso. En cualquiera entre esos millones y millones que nos habremos dado. Algo tan simple, sencillo y especial como lo es un beso. Algo que siempre teníamos cuando uno de los dos, o ambos, movíamos ligeramente el cuerpo y nos abalanzábamos hacia esas puertas del alma. Viendo esto me cuesta creer que te marcharas. Me cuesta ver lo mucho que gira el mundo, lo rápido que va, desde que te fuiste. Parece que hasta los meses huyen de nosotros, de ti. Como tuve que hacer yo. No sé por qué estoy llorando, ni si  quiera quiero hacerlo. No quiero pensar que pueda echarte de menos, aunque me arda este silencio eterno que existe ahora entre tu casa y la mía. Todo ese recorrido, esos pasos invisibles que…
Imagen
Ojalá alguien le hubiera explicado a aquel pájaro que si se atrevía a batir las alas podría volar.  Pero qué pájaro más cobarde. Pasó toda su vida en una jaula abierta de la que no pudo huir  por miedo a no saber hacerlo.

El desafío de cambiar(me). Demasiado largo.

Me destrozaste des del interior. Sin quererlo, sin saberlo. Hiciste agujeros en todas mis señales, derrumbaste todas mis fortalezas. Me perdiste y me perdí.
Nos dejé en un cajón que no me atrevía a cerrar, hasta que lo cerré. Y cuando tuve el valor de hacerlo me vi en la obligación de cambiar. Ya sabes lo que dicen: Cuando no puedes cambiar las circunstancias te encuentras ante el desafío de cambiarte a ti mismo. 
Y eso hice.
Deshice mi pasado
lo mezclé con el presente
y pensé en lo que me gustaría ser cuando ya no fuera yo.
Cuando hubieran pasado tantos años que fuera incapaz de reconocerme.
Y sin querer quererlo,cambié.
Me hiciste demasiado daño como para salir ilesa.
Y lo más curioso es que no le he vuelto a temer al amor, ya no le echo las culpas a un sentimiento tan bonito. A lo que temo ahora es a las personas, a los labios que mienten, a los ojos que fingen mirar lo que aman. A los corazones que fingen amar. 
Lo único que me da miedo es vivir.
Lo único que me da miedo es tener la necesida…

Soy mar.

Imagen
Hay algo muy especial que me ha unido con el mar siempre. Creo que me he sentido identificada con él en muchos aspectos. Es enormemente infinito, como yo, supongo. Y aunque es claro, transparente y puro, puede ser profundo y oscuro. Siempre está en movimiento, aunque este sea ligero e imperceptible, nunca cede, nunca se conforma, siempre avanza y retrocede. A veces asusta, sobre todo cuando no sabes qué vas a encontrarte bajo su manto. Sobre todo cuando te separa del fondo tanta agua y no puedes tocar con los pies en la arena. Tanta inmensidad concentrada en un mismo punto.Puede ser el lugar más maravilloso del mundo  y también provocar las mayores catástrofes. Está lleno de vida...Y también lleno de muerte. En él ha habido violencia. Pero también ha sido testigo del amor más puro. No caben demasiadas verdades, sobra demasiado oxígeno. El mar es libertad y también prisión. Lo mismo que te hace sentir libre te condena. Lo mismo que te hace poder desplazarte puede retenerte.  Puede ser cálido…