Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Has sido increíble 2013; hola 2014, tú también prometes.

Imagen
Este año ha sido increíble. He amado, llorado, echado de menos, cabreado, sonreído, bostezado, comido, dormido, caminado, corrido, soñado...he escrito (he abandonado esto un poco, la verdad), y he alimentado mis ilusiones.
Empezó no prometiendo mucho con ese enero frío en el que cumplí los 17. Mi vida en ese momento acababa de desmoronarse, dos personas a las que quería muchísimo habían dejado de hablarse. Había perdido al niño más bonito y más dulce que había conocido, y por si fuera poco echaba de menos a mi mejor amigo, aquel con el que en 2012 había metido la pata. El día de mi cumpleaños pedí tres deseos: Que ellas volvieran a hablarse, recuperar a mi niño y recuperar la confianza y el perdón de mi mejor amigo.
No todo llegó seguido, pero lo cierto es que en marzo le recuperé. A Raúl, al sentido de todos esos atardeceres que había observado, taciturna, esperando encontrármelo en cada calle que cruzaba. Me até a personas que había conocido aquel año, como Ana, con la que tuve conve…
Imagen
Te voy a recordar siempre así pase lo que pase. 
Con tus mejillas sonrojadas y tu manera de fruncir el ceño. Con tu pelo revuelto y tu sonrisa incondicional.
Con las palabras brillantes y tus nervios arrebatando el tiempo. Te voy a recordar envolviéndome con tus brazos siempre, siempre, siempre...

El mejor invierno de mi vida.
Imagen
You’re gonna hear me roar.
Me dijo que le hablara de ella. ¿Que le hablara de ella?.
Se me pasaron mil adjetivos por la mente, ninguno lo bastante lúcido para hacerle justicia. Suspiré.
- ¿De ella?
Respondió con un asentimiento rotundo.
- Sabe a verano, huele a primavera, se parece al otoño y adora los inviernos. A veces es tímida y otras capaz de gritar en medio de completos desconocidos. A simple vista parece frágil, porque tiene una facilidad para derramar lágrimas...pero a medida que la conoces vas descubriendo que su debilidad es solo fortaleza disfrazada de cristal. Se deshace como la mantequilla para después recargarse y ser metal. Está hecha a prueba de balas y siempre tiene una contestación para todo. Le gusta ir contracorriente y desafiar con sus argumentos a todo el que se cruza; pero en ninguno de esos momentos pierde la dulzura con la que parece envolverse cada vez que desliza las piernas para caminar y llegar hasta donde quiere. Ha tenido problemas, supongo que como todo el mundo, pero ella ha saca…
Imagen
Jamás había conocido a alguien capaz de llegar tan lejos utilizando solo una mirada. Y es que hay personas que se cruzan en tu camino para cambiar todas las direcciones. Y es tu decisión si dejas entrarle o no.
Yo hoy te pido que nunca te vayas.
Y nunca significa jamás.

No le hagas caso a mis palabras, solo habla el miedo.

Imagen
No voy a mentirte. Puede que sienta un miedo atroz a que se cruce en tu camino de nuevo y vuelva a dejar huella. No es cuestión de desconfianza, es cuestión de firmeza. Y de yo misma mirarme, y de mirarla, y saber que no me parezco en nada, nada, nada. Ni a su sonrisa dispersa, distraída pero brillante. Ni a su pelo marrón, largo, que cae por los hombros y baila bajo sus orejas. Ni a su mirada marrón que se clava en pupilas dejando marcas en forma de recuerdos.
Tal vez le tenga miedo. A que sea más fuerte su aroma que el mío y te haga preso de memorias y recuerdos, de momentos que vivisteis o de estaciones que pisaste en busca de sus besos. Y no es que sea triste el pensar en ti amando otros ojos, pero sí fugaz esa melancolía que se clava en los míos si te imagino a lomos de un recuerdo que vuelva a aparecer en ti. Quizá mi inseguridad esté jugándome una mala pasada, quizá mis miedos hablen hoy por mí. Pero puedo tratar de mentirme. En cambio, esto es un papel, y al papel jamás le pude…
Imagen
No sé si quisieras volverme a abrazar.


Al ver todas esas imágenes, al compartir esos miles de recuerdos...ha sido como si ya lo supiera. Como si en otra vida ya lo hubiera visto antes, como si toda esa vivencia hubiera sido parte de mí. ¿Quién conoce los límites de la vida? Quizá ya nos conocimos una vez. Tal vez hubo un punto de partida donde sí nos supimos ver. Y nos hayamos reencarnado en otras mil vidas, para encontrarnos otra vez. Quizá nos dijéramos cuatro tonterías y nos echáramos un par de miradas nerviosas que introducirían un 'qué tal'. Y después nos enamoráramos. Como dos locos, y como solo se puede amar, nos amáramos. Como dos personas que no saben lo que hacen y aun así, lo hacen. Puede que ya nos hubiéramos besado antes y por eso tus labios resultaran familiares. Puede que ya te hubiese querido y por eso se hace fácil.
Quizá ya me colgué otras veces de tus ojos y tu cuerpo me forjara, como Neruda forjaba armas, creando metáforas de la nada para explicar cuánto se ama cuando se ama.
¿Me conocías? Eso exp…
Imagen
Es como volar sin expandir las alas, sintiendo en cada poro de la piel el sol que esconden esas nubes, o la lluvia que se acumula en tus pestañas. Es como recordar algo bueno y que aún se te llene el alma. Es como querer con las palmas de las manos abiertas. Es como soñar, o sentir. Es como si te dijeran ahora mismo 'Coge lo que necesites y vayámonos' y tú sin pensarlo y sin maletas le cogieras de la mano y le dijeras 'Vayámonos'.
Encontrarás a una persona entre un millón capaz de cambiar todos tus planes y aun así hacerte feliz.



Si le encuentras, por favor, espero que no le dejes ir.