Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Desnudar los miedos es escribirse a uno mismo.

Imagen
Me siento a sentirme. Me siento al sentar mis sentidos. Casi no respiro y sin embargo,
continúo sintiendo.
Te miro, a veces frío me contestas, me giro y a solas, recuerdo. Quizá yo sea la cárcel en la que te sientes cuando notas que tu vida se enlaza a la mía, lo que para mí son escalofríos para ti son tormentas.
Lo que para mí fue promesa, tal vez para tu libertad es condena.
Siempre vas a poder huir de aquí, nunca seré cadena. Es lo que intentaba explicarte cuando no sabía explicártelo. Porque quizá temo a ser de nuevo efímera en este mundo, en este silencio.
No quiero volverme sola de nuevo desde la penumbra de un recuerdo que termine siendo solo un día más que almacenar en el álbum de fotos donde guardo las caras de todos aquellos que partieron mi vida. No quiero que formes parte del ejército de hombres que nunca me tuvieron más que lástima.
Tal vez esa inseguridad asombrosa se me agarre a la garganta y grite que te quiero para que lo escuches. Tal vez soy sólo polvo mojado un dí…

No sé ser yo cuando soy.

Círculo muerto de las mil versiones de mí que nunca se han parecido a quien soy.Me detesto al lamerme las heridas,
supongo que es parte de esta vida,
perder las piedras que marcaban el camino de vuelta a mí misma.Lo más curioso es que no sé si fue cobarde o no bañar mi estupidez de poemas, sin declararme culpable de mi inocencia. Aun sabiendo que si nadie sabía quién era nadie me querría jamás por la verdadera.
La que no existe fuera de sí misma.
La que no me devuelve la mirada en el espejo,
ella.