martes, 26 de enero de 2016

20.

Esta vez son veinte.
Equivalentes a los 20 besos que no di,
las mismas 20 veces que no hablé,
20 minutos que perdí esperando el tren,
las 20 veces que pequé
las 20 gotas que derramé multiplicadas por mil.
Sólo son 20 espejismos que me hablaron de todo lo que ya no seré,
20 promesas que se dejaron en mi porvenir
20 cosas que no haré por nadie más que no sea por mí.
Las 20 veces que el último príncipe disfrazado me rompió el corazón
20 frases que me regaló para romper
con esos dos años que pasé junto a él y que parecían 20.
20 razones por las que volví a creer,
en ese cielo gris llamado amor
que ahora tiñe sus ojos de azul
cielo.
Ya nunca más tendré menos de dos décadas
ya nunca más me convertiré en satélite
ya jamás volveré a perseguir 20 caminos
siempre sumaré a más.
Esta vez son veinte.
Las veces que debí partir,
las 20 veces que me partí la cara por proteger a la que se autodenominó mejor amiga
y resultó ser la peor de las enemigas.
Las 20 mentiras que la misma me contó,
las 20 veces que dijo que me amaba, porque solo fueron 20, en cinco años
las 20 razones que le di para alejarme.
20 los amigos que se autoinvitaron a mi vida y después
sin despedirse
huyeron por la parte de atrás.
Las 20 razones por las que empecé a amarle
las 20 veces que me arrepentí.
Mis 20 desastres.
Las 20 propuestas de huir,
20 fueron las veces en las que decidí partir
y también 20 multiplicadas por 1000 las que le dije
''Oye llévame fuera de aquí''
20.
Son 20.
20 sueños, ahora.
20 aspiraciones
20 problemas que aún no sé resolver.




Mañana tendré 20 años
y aún no sé
si estoy orgullosa
de todo lo que he sido
hasta hoy.




martes, 19 de enero de 2016


Me han partido las alas tantas veces que ya no las necesito para volar.

Y qué suerte que sigas llevando mi rumbo.

martes, 12 de enero de 2016

Dolor en el tórax. Punzada aguda en el estómago. Miedo. ¿Y si vuelven a romperme? ¿Y si vuelvo a ser cobarde? ¿Qué pasará si le doy a alguien más el poder de destruirme? ¿Qué pasará si esta vez no salgo entera? Una vez estuve al borde de perderme a mí misma. Una vez casi muero en el intento de volver a ser quien era. Me da miedo volver a morir.
Te tengo miedo, te he dado el poder de acabar conmigo. Me da miedo que algún día acabes conmigo.
Porque podrías hacerlo.
Dolor en la espalda. Salen mis alas.
A veces susurran que vuele.
No quiero, no quiero estar sola. No quiero estar sin ti. Llevo demasiado tiempo esperando a que alguien como tú se volviera loco por mí.
Tú no vas a matarme.
Tú no vas a acabar conmigo.
Tú no puedes romper tu tejado, no vas a acabar conmigo, porque al tratar de acabar conmigo terminarías contigo también.
Esta no es como las batallas que hemos tenido en nuestras vidas, no, esta vez la batalla no es contra nosotros, es contra el mundo.
Esta vez no estoy herida, ahora puedo protegerte.

Yo puedo salvarte
¿Me salvarás tú también?

¿En qué piensas tú?

Un huracán lo revuelve todo mientras me miro las manos, nerviosa. ¿Que en qué pienso?  Difícil pregunta. Pienso en que sigues camina...