lunes, 9 de noviembre de 2015

Me retiro.
Quizá alguien venga a buscarme, me sacuda el polvo y me recuerde que soy demasiado joven para sufrir.
Antes lo tenía todo, pero perdí demasiado. Amigos que juraron quedarse se fueron, la familia se rompió, la persona que estaba enamorada de mí dejó de estarlo y me vi sola tomando las riendas de una vida que no parecía la mía.
Dime tú cómo se sale viva de algo así.
Dime cómo sigues siendo tú después de pensar que si todos se marchan es que eres tú el problema.

Cómo calmar esa sed, cómo sobrevives al fin de tu propio mundo.

Necesito irme lejos,
lo malo es que esta vez
será sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...