viernes, 10 de abril de 2015

Ojalá estuvieras.

Ha sido mi primer día y para mí era importante. No sé por qué pero cuando he llegado a casa he pensado en lo diferente que habría sido si siguieras aquí. Probablemente me habrías venido a buscar y habríamos cenado un durum. Te habría contado lo rápido y estresante que ha sido el día y lo mucho que he disfrutado aprendiendo y conociendo a mis compañeras. Te habría explicado lo agobiada que estoy con los exámenes y tu me habrías abrazado y me habrías susurrado que todo saldría bien.
Hoy quizá necesite escucharlo.
Hoy posiblemente no lo oiré.
Pero no sé ni por qué estoy contándole esto al papel. Supongo que la costumbre de dejar aquí mis sentimientos.
Y tú, ¿Piensas en mí?
Es una pena que no estés. Hoy sería el día ideal para cenar y ver una película juntos. Y comernos a besos. Besos...Hace ya tanto que te besé por última vez... Y aún me acuerdo de lo que sentí aquel diciembre con aquel beso de despedida entre lágrimas.
Aún sangra el corazón.
Aún duele la herida. 

Pero qué más da, para mí hoy es un día especial y pada ti uno más. 
Y siento que sea así. Ojalá para mí fuera tan sencillo. Pero no puedo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...