jueves, 5 de marzo de 2015

Una noche más.

He cometido el estúpido error de mirar fotografías. Y es un error porque una gran tristeza me ha vencido y se ha colgado en mi pecho, arrastrándome a un dolor infinito. Te he mirado a los ojos en cada una de esas instantáneas echándote de menos. A esa persona que eras a mi lado. A ese hombre que sujetaba mis sueños, el mismo que sonreía, y el que besaba mis heridas.
He cometido el estúpido error de llorar. Más por impotencia que por soledad. Impotencia de no haber podido rescatarte. Impotencia de no haber podido hacer que te quedaras.
Pasarán mil noches más.
Y seguramente dentro de unos meses las vuelva a mirar, y ojalá ya no duela tanto que no estés. Han sido demasiados recuerdos como para ahora mirarlos de frente y que no duelan.
Probablemente la luna hoy esté haciendo de tu felicidad algo cada vez más grande. De veras que deseo que seas feliz. Pero ojalá me recuerdes muy de vez en cuando y entiendas que un día fuimos muy felices. Ojalá yo haya sido el ángel de la guarda que te hizo superar todos los obstáculos que se te presentaban...
Desde cualquier problema hasta ese bachillerato que creías imposible y conseguiste. Ojalá se te abran muchas puertas. Ojalá no llores nunca más, ojalá sonrías si me recuerdas... Ojalá estés bien. Hoy he mirado unos ojos que eran tan diferentes y tan iguales a los que vi la última vez que nos vimos...Hoy no estás aquí. Y esta habitación aún huele a besos mojados que perdimos. Ojalá algún día si tienes que hablar de mí digas que fui una de las cosas más bonitas que jamás te pasaron. Ojalá haya hecho de ti un hombre al que admirar. Ojalá te haya dejado huella, porque eso querrá decir que pude cumplir con mi deseo de enseñarte a amar. 
Ojalá tú no sientas que tu corazón se muere un poco más si algún día de casualidad miras alguna fotografía de aquella historia que fue tan nuestra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...