domingo, 8 de febrero de 2015

La carta que jamás te envié...

Día ocho.
Hace ya dos meses que se marchó.
Y no puedo decir palabra. Por eso, dejo esta carta. La que jamás le envié.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Qué difícil.

Me pongo el cinturón de seguridad por si acelero y me da por tropezar. O por si hablo de más, por si te asusto, por si sales corriendo,...