Hoy son tus palabras las que me hablan.

Hoy vas a tener que perdonarme, pero no tengo fuerzas para escribirte. Te he visto de lejos. Y probablemente tú también me hayas visto...Y no soy capaz de escribir palabra. Pero me he atrevido a escuchar aquella nota de voz que me enviaste la última vez que discutimos y hoy solo quiero escribirla. Perdón por utilizar tus palabras, sé que era algo nuestro. Y perdóname por ello. Pero quiero tenerlo aquí, en mis recuerdos, en las páginas de este libro infinito, que ahora, es mi blog. Esto fue lo más bonito que me dijiste...Entre muchas otras cosas. Y es lo que me ponía a escuchar cuando estábamos juntos y me sentía triste por cualquier problema, porque me daba fuerzas. Me dabas fuerzas.
Ese es el chico que echo de menos...El que me decía todas esas cosas.
De todos modos sé que ya no vienes por aquí, así que supongo que quedará en una página olvidada de este blog.
Gracias por esas palabras. Y gracias por haberme querido tanto.






                                                         [Empieza el audio]   


Buenas noches cariño, bueno como puedes ver está sonando una de nuestras canciones, ¿vale? [All of me de fondo]. Voy a decirte unas cuantas cosas...Mientras venía para casa lo he hecho en mi mente y me ha salido perfecto pero ahora, a la hora de la verdad, probablemente pues... me vaya cortando. Tendré que subir el volumen de mi voz y bajar el de la música para que se me escuche bien.
Bueno, decirte que esto lo hago porque te quiero, ¿vale? Y..[Pausa.Tú emocionado] Esto es real,¿vale? Lo que siento por ti es algo muy, muy real, tan real, que jamás, jamás debes de olvidar lo mucho que te quiero cariño. Hoy...Lo que ha pasado esta tarde, también incluyo lo de esta mañana, he sentido muchísimo miedo, un miedo que jamás antes había experimentado, y parece ser que con ese miedo he descubierto cosas que antes no había descubierto y yo creía que sí. Creía haberlo conocido todo pero no es así...Y es que el miedo...El miedo de perderte no quiero que se me pase más por la cabeza porque me he temido lo peor y me vengo abajo. Pero bueno, creo que ya te he pedido perdón y esta no es una sorpresa para complementar a todo lo demás, esto es una sorpresa porque siempre has estado ahí, siempre has estado ayudándome en los malos momentos, apoyándome, como esta mañana. Quiero decirte que eres lo más grande que tengo, cariño. Lo eres todo. Yo sin ti no soy nada. Sin ti no soy nada. Podrá parecer, varias veces, que pienso que: 'Ay, qué pesá'. 'Ay, qué cabezota..', pero es que da igual, absolutamente da igual, kuki. Yo te quiero a ti y da igual lo demás, ¿vale? Porque cuando estemos viviendo juntos en casa, eh, y tú me digas: '¿Puedo jugar?' Y yo te diga: 'Espeeeeeeeeeeeeera' y tú pongas morritos [Te ríes] me encantarás. Probablemente no sea la última vez que discutamos, habrá más veces que nos enfademos por otra cosa o cualquier cosa...Pero yo espero que la siguiente sea porque no sabemos qué mueble elegir para nuestro comedor y lo podamos solucionar con un beso lento y una caricia en la cara.[Suspiras] Quiero decirte muchísimas cosas...Tantas cosas que ahora mi mente realmente está muy saturada y no sé por dónde puedo salir.
Pero ahora mismo lo que pienso es en este verano. Como tú has dicho antes todo ha empezado cuando ha acabado la selectividad...Para mí ya lo empezó el 26 de marzo, incluso aquel 12 de octubre. Han pasado tantas cosas...Quiero pedirte perdón por todas aquellas veces que te has sentido mal, que he hecho mal, y que no he actuado como debería actuar. Pero hay algo de lo que estoy completamente seguro y es que jamás, jamás, te voy a hacer daño. Jamás...No me lo permitiría. Y si alguna vez lo hago, ese no seré yo. Y algo habrá pasado en mí para yo hacerte daño. Pero no voy a hablarte de eso ahora. Vengo a hablarte de lo mucho que te quiero y.. [Suspiro] todo lo que haces por mí, Ir al Ikea...[All of me acaba y empieza Emocional] Un Ikea que al fin y al cabo es nuestro futuro, esa semana de, yo qué sé, de cualquier mes, esa semana de octubre que habremos conseguido un piso, y esos ojos de ilusión por dormir esa noche en una cama en el suelo porque no la tenemos montada aún, o porque se haya desmontado por no haberla montado bien. De mancharnos de pintura [Pausa. Estás llorando. Y ríes] De mancharnos de pintura todo el cuerpo porque a la hora de pintar...Los viajes que vamos a hacer, las miles de fotos que vamos a ver cuando lleguemos de ese viaje, en la tele, que nos durarán horas y horas en ese sofá, que interrumpiremos con besos, caricias y mucho más. Las películas de los domingos por la noche antes de empezar a trabajar esa semana, o que yo me quede hasta las tantas jugando y que tú vengas por atrás y me digas: 'Venga, a dormir' [Suspiras.] Eres muy especial para mí, cariño. Yo no te quiero perder.[Suspiras. Estás llorando...]  Porque hemos vivido mucho y es algo que tenemos que seguir sumando y almacenando momentos, fotos, videovlogs, Tú eres la motivación día  a día pese que a veces no sabemos qué hacer, o estemos cansados el uno del otro porque ya llevamos ocho días seguidos haciendo cosas.[Pausa. Sé que lloras. Lo noto en tu voz] Porque...Eres tú la que me ha esperado y me va a esperar...[Suspiras lentamente.] Porque vamos a ponerle el nombre juntos a nuestros hijos. Son sueños que no se pueden romper y que no se van a olvidar, y que son motivaciones lejanas pero que ahí están, un objetivo que en el horizonte se ve, y que podemos llegar y tocarlos con las palmas de nuestras manos...[Pausa. Estás emocionado. Suspiras de nuevo]. Perdón...Es que me emociono. Te quiero. Te quiero mucho, cariño. Estoy enamorado de ti. Y ya no quiero pensar que es un 'creo'. Quiero pensar que es seguro. Y lo es.
[Pausa larga]. Perdón este silencio, es que se te pone un nudo en la garganta y no sabes lo que decir. [Suspiro.] Y bueno, y eso...Que espero que toquen esos 3.000 euros en el rasca y nos podamos ir a Venecia juntos...[Suspiro.] Te quiero, cariño. ¿Recuerdas que antes te he dicho que me prometieses que no te vendrías abajo? Con este vídeo de...Bueno, música, hablando yo...de ocho minutos y medio casi, ¿Me prometes que no te vendrás abajo? [Se acaba la canción.] [Ahora ya no hablas alto, sino que susurras.]  Te quiero, mi vida. Te quiero. 



                                                                 [Acaba el audio]












PD. Por un momento al escucharlo se me había olvidado que ya no estabas aquí. Un momento, por un solo momento, aún estabas aquí. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.