domingo, 1 de febrero de 2015

Hoy solo una canción podría hablar.


Si no te vas tengo tardes de domingo y mil inviernos eternos..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La sal hiriente de una lágrima impacta contra mi cerveza. Balanceo un poco el vaso, moviéndolo en círculos inconexos y luego doy un trago. ...