martes, 6 de enero de 2015

Sigo siendo la misma niña de ayer,
pero con los ojos un poquito 
más tristes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi etiqueta de advertencia.

Quizá todo sería más fácil si las personas viniésemos con etiquetas de advertencia. Algo así como un aviso: Si me tocas los pies, m...