martes, 6 de enero de 2015

Hemos sido la poesía que mordía la boca de Neruda, el tiempo escurridizo entre las manos, la pasión de dos veranos que trajeron paz.
Lo hemos sido todo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi etiqueta de advertencia.

Quizá todo sería más fácil si las personas viniésemos con etiquetas de advertencia. Algo así como un aviso: Si me tocas los pies, m...