martes, 21 de octubre de 2014

No-pensamientos de tardes bohemias.

Cuando tienes tantas cosas que decir ninguna palabra es buena para transmitir lo que llevas dentro.
Es el síndrome del escritor, simplemente decir algo que se le parece. Pero nunca será lo que es.
Por eso hoy voy a decir que te echo de menos, aunque no sea cierto. Porque una parte de mí así lo piensa. Quizá ya no aparezcan cicatrices y no duelas, pero es extraño mirar cómo pasa el tiempo y no das señales de vida, ni de humo, ni de risa.
Quizá un día al encontrarnos finjas que soy una vieja conocida, y que no me pega la palabra amiga, y así puedas saludarme sin la incomodidad de un ' ¿Qué? ¿Cómo te va la vida?'. Porque no apetece saber que alguien puede prescindir de ti y seguir adelante.
Sí, es cierto. Tampoco seremos los mismos. Tampoco serán estos tiempos. Tampoco estará este rencor. Solo el recuerdo precipitándose hacia nuestros gestos, imitando el ligero pensamiento que nos atormenta, y que nos hará decir esas palabras tan increíblemente ingenuas e hipócritas: 'Espero-que-todo-te-vaya-bien'. Y una mierda.
Porque todas las personas de este planeta esperamos que nos necesiten, porque necesitamos sentirnos importantes, y porque no podemos aceptar que alguien pueda echar la vista a un lado y continuar sin derramar ni una lágrima. Ni una lágrima por nosotros.


Es por eso que te echo de menos, ya sabes,no porque lo haga realmente,
sino porque el pasado me dice 'Eh, Noelia, recuérdale que fuiste importante'. 
Y así lo hago, y así lo escribo, y así lo leerías - si lo leyeras-.
Y sí, pensarás, qué puta la vida. Y qué vienes a contarme tú ahora.
Y yo te diré que solo son delirios, porque hoy me siento bohemia, y creo que aún sé esconderme en el humo de tus recuerdos.

Pero no me hagas caso, quizá escribo y no pienso, o lo que pienso no lo escribo.
Y nos quedaremos con la duda de qué quiero decir al decir lo que digo.

2 comentarios:

  1. Precioso Noelia, supongo que un poco, te entiendo. Un beso muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto me alegra leer comentarios así. Gracias por tus palabras, por sentirte identificada.

      Eliminar

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...