jueves, 25 de septiembre de 2014

A mí no me importan los rasguños si son tus ganas las que los hacen. Todas esas grietas en el alma que no saben dónde caer. Los agujeros en mis pestañas de la lluvia de tus sueños en forma de gotas que se colaron en mi vida.
A mí no me cambies de tema; que ya sabes que me pierdo si no es contigo. Si es sin ti.
Déjate de tonterías, te estoy hablando de amor.
De agarrarse en las curvas y soltarse en las rampas. De destrozarse a versos y amarrarse a besos.
De dejarse llevar sin quererlo.
De ponerse el cinturón solo a veces.
De amar con todas las letras y sin dejarnos sílabas.
De joder. Pero joder al otro a cosquillas.



No me vengas ahora con que hablo de poesía.
Ya sabes que nunca he podido comparar con nada el sonido de tu risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...