sábado, 10 de mayo de 2014




No habrá jamas nubes que tapen mi felicidad.
Es mi primera ley de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...