Sus 19 primaveras.


Hoy cumple años alguien muy especial. Demasiado especial. No diré mi otra mitad, diré mi vida. 
Alguien que se propuso cambiar mi vida y me hizo empezar de cero. Aprender a quererme, a ser feliz. Me quito miedos absurdos y todavía lucha día a día por mi felicidad, al igual que yo por la suya. 
No. Nunca había conocido a nadie así. Ni nunca había estado tanto tiempo con la misma persona. Es que con nadie había sentido esa seguridad, ni esa estabilidad que él, con su tranquilidad consigue darme. ¿Tímido? No. Sabe cuándo hablar, actuar y pensar. Y eso vale mucho más que todas las personas que al igual que yo, somos impulsivas y no sabemos llevar las situaciones. 
Hoy hace diecinueve añitos que vino al mundo la persona que se convirtió en mi mundo.
No exagero. Él me ha levantado de manera justa, honesta y dulce cuando más lo he necesitado.
¿Risas?...infinitas. ¿Cosquillas? Muchísimas. 
Nadie jamás podrá saber qué siento ni a qué velocidad laten mis sentidos cuando él me abraza. Ha secado lágrimas y ha aguantado miles de manías, días tristes...
Si alguna vez ha existido un ángel en la tierra, sin duda él es uno de ellos. 
¿Sabes esa sensación de estar segurísima de que el presente es lo que te empuja a mirar hacia un futuro? Yo no veo túneles negros ni salidas, yo veo caminos enteros y llenos de vida.
Eso es lo que él consigue darme. Vida.

Y su cumpleaños no es más que un día para recordarle lo mucho que me importa y todo lo bueno que ha llegado a hacer por mí.








                                                    

Gracias. Gracias por ser como eres. Y te quiero. Te quiero, te quiero

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.