Paradójico.

Paradójico es que el amor tenga solo cuatro letras y sea mucho más largo.
Es esperar una sonrisa como quien espera el milagro del año. Paradójico es el sentir esos nervios en la punta de los dedos y que ni el grito cure ese tic-tac del reloj que avanza esperando que avances. Es sentarse a contemplar la vida y que la vida se siente al contemplarte a ti; tener la filosofía de vida cabeza abajo y que sientas que no sabes en qué punto has de llorar o reír.
Es que los días sean solo días cuando realmente cuenten, y cuando no, solo sean hojas en un calendario triste. Es sentir que el mundo es muy grande y a la vez siempre se hace pequeño...Y contemplar el cielo sabiendo que él es quien puede contemplar absolutamente cada centímetro del mundo. Es que la guerra sea verdadera en las calles y una prohibición entre las sábanas. Es llamar amor a la pasión y a la pasión llamarle estrella fugaz. Paradójico es sentirse solo cuando estás rodeado de gente, o sentir que tienes el apoyo de todos cuando estás solo.Paradójica es la lluvia, que de infinitas veces que cae, solo es contemplada cuando salpica los cristales de tu ventana. Es sentir que tienes un nudo y jamás tener valor para desatarlo. Una paradoja es sentir y no decir nada. O decir mucho sin sentir nada. Paradójico es que los ricos no tengan absolutamente nada y los pobres tengan siempre lo más importante.
Que el amor se encuentre en pisos de cincuenta metros cuadrados y no en palacios de kilómetros de riquezas. Paradójico es que la ostentación sea más importante que lo que se lleva dentro del corazón. Paradójico es tachar a alguien por su color de piel, cuando no sabes quién podría juzgar el color de la tuya. Es valorar la vida de los demás sin haberte probado sus zapatos, sin haber hecho su recorrido. Paradójico es llamarse escritor sin alimentarse de palabras, y vivir de letras que bailan y no ser capaz de llamarte escritor. 
Paradójico es vivir con miedo a morir, a brillar con miedo a apagarte, a reír con miedo a sufrir, a amar con miedo a enamorarte. Paradójico es llamarle vida, cuando a veces, la palabra vida, se nos queda corta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.