Me presioné fuertemente las orejas.
No quería oír.
Porque sabía lo que iba a pasar. 
Y quizá me daba miedo imaginarlo. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.