Para lo más bonito que pisa el planeta Tierra.


Hace tiempo que no escribía algo así para ti en el blog. Así que ahí va.
Nos espera una semana un poco extraña, y a tan solo dos semanas de trimestrales.
Pero, ¿sabes? Yo no tengo miedo.
Sé que por muy duro que sea el camino al final tendremos nuestra recompensa.
Juntos vamos a poder con todo esto, porque no es nada comparado con el apoyo que podemos darnos el uno al otro.
Eres mi invierno favorito, y voy a abrigarte a base de besos y caricias. De íntimos abrazos, de relatos sin formato, de mi torpeza natural.
Verás que en tan solo 4 meses pensaremos: ''Ha valido la pena''.
Mientras tanto, a pequeñas dosis, seguiremos nuestro pequeño camino.
Con la única finalidad de hacer nuestros sueños realidad. Uno a uno, paso a paso.
No quiero que cambie nada, solo nosotros, y que con los años nos volvamos más y más cercanos. Ya conoces cada rincón de mí. Ya sabes cuándo río y cuándo quiero llorar. Soy el poema que probablemente más veces hayas leído. Y tú llevas en ti mis rimas favoritas. Juntos somos poesía.

Así que ya estás sonriendo y queriéndome. 
Porque la primera vez que te vi pensé que eras un chico increíble.
Años después, lo afirmo.
Y espero que jamás el destino tenga algo preparado para mí lejos de ti.
Porque contigo, el mundo, se convierte en algo menos malo. En algo mejor.

A pesar de la crisis, o todo aquello que vaya mal. Qué importa la economía mientras tú me digas que todo al final irá bien.
Eres increíble.
No dejes nunca que nadie te diga la contrario.
Con todo mi amor,
que no es poco,


Te quiero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.