viernes, 6 de septiembre de 2013

No tengo un plan B

No me voy a alejar de ti. Una vez te prometí que estaríamos juntos en las buenas y en las malas. Y solo tengo pensado irme si me lo pidieras. Pero créeme, entonces debería improvisar. Porque no tengo un plan B, mis planes acaban en ti. Acaban en nosotros. Y si te llegaras a ir, tendría que empezar a inventarme una nueva vida. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...