Y tú,




Sonreirás y yo me enamoraré.
Y entonces el amor habrá apuntado hacia nosotros.
No, no hablo de Cupido.
Cupido es el mito. El amor es el hecho.
El hecho de que ahora mismo tu sonrisa ande perdida por mi piel.
Podrás rodar por mis piernas un rato más a cambio de que me
dejes colgarme en tus ojos de nuevo.
Después ya echaremos cuentas.
Te advierto de que cobro a besos.
De los que hablan. De los que sin decir mucho
pueden darle explicación a todo.
Y cuando digo todo, también hablo del universo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.