sábado, 20 de julio de 2013

Y tú,




Sonreirás y yo me enamoraré.
Y entonces el amor habrá apuntado hacia nosotros.
No, no hablo de Cupido.
Cupido es el mito. El amor es el hecho.
El hecho de que ahora mismo tu sonrisa ande perdida por mi piel.
Podrás rodar por mis piernas un rato más a cambio de que me
dejes colgarme en tus ojos de nuevo.
Después ya echaremos cuentas.
Te advierto de que cobro a besos.
De los que hablan. De los que sin decir mucho
pueden darle explicación a todo.
Y cuando digo todo, también hablo del universo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi etiqueta de advertencia.

Quizá todo sería más fácil si las personas viniésemos con etiquetas de advertencia. Algo así como un aviso: Si me tocas los pies, m...