Un motivo de felicidad, dos letras: tú.



Diferentes a rabiar. 
Pero la vida no es fácil. Y une a personas que no tienen, a veces, mucho que ver.
Eso sí, en cuanto a unir sueños, la vida es una experta. Porque se encarga de unir en el momento justo a dos personas que ya se habían cruzado mucho antes, pero que jamás se habían mirado a los ojos. Dime tú si no es bonito el coincidir en un mismo sitio, con lo grande que es el universo.
Y que parece que todo ha estado preparado detalle a detalle para que al chocar dos sonrisas impactasen. Dime si es cursi y te diré cuán cursi puedo ser al hablar de un nosotros.
Porque no rozas el alma, no, la atraviesas. De esquina a esquina.
Y es que repito, la vida no es fácil. Y pone retos extremadamente dificultosos, como el mirarte sonreír sin tropezar en las aceras, al caminar.
Y dime tú si es bonita la vida, cuando te pone a personas con las que puedes ser tú mismo al lado.
Es como si de repente, fuese tan fácil como un corazón que late por inercia.
Dime que no estamos hechos para estar juntos y estarás mintiendo. Porque lo he visto en cada sonrisa y en cada momento.
Y es que , a veces, la vida nos da golpes inmensos solo para que un día podamos encontrar a alguien y pensar: 'Ya sé por qué nunca ha funcionado antes, ya sé por qué fracasaba cada vez que lo intentaba con alguien más.'
Porque a veces quien menos te esperas es con quien acabas yendo de la mano por el parque. Y celebrando mes a mes, y por quien esperas despierta para leer sus buenas noches por Whatsapp.
Y a quien acabas dedicando horas montando un vídeo, buscando links de descarga para canciones que a ti te encantan tocadas en piano. Por quien no te importaría nadar todo el océano si su vida dependiera de que llegaras al otro lado.
Es por eso que puedo decir te quiero. Porque ya no es algo en lo que crea, es algo que ahora, y desde hace mucho tiempo, sé.







Felices tres meses, pequeño zombie. Y tan felices que han sido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.