sábado, 15 de junio de 2013

Si un día llegas a marcharte, recoge antes todo lo que dejamos escrito en todas las nubes de esta ciudad. Recoge susurros, besos, miradas fugaces,sonrisas eternas.  Recógelo todo y llévalo contigo. Porque si te vas, si te vas no quiero nada que me recuerde a tu ausencia. Ni a tu piel. No quiero nada que me recuerde a tu manía de sorber la nariz cada dos por tres, de mostrarte ante mí sin fingir, sin preocupación, como si dieras por hecho, como si llevaras en el mecanismo de tu cuerpo, como si adjudicaras que hagas lo que hagas, seas lo que seas, yo te querré de todos modos. Si un día llegas a marcharte, recoge los fuegos artificiales encendidos en mí, y haz de tu recuerdo algo efímero, para que yo no pueda echar de menos los mordiscos en la piel, los susurros del corazón.
Si te vas hazlo con todo aquello que me ha hecho feliz, para que así yo no recuerde cómo es sentarse a tu lado en mitad de la nada y soñar con un futuro juntos. Si te vas llévate mis libros, con todas esas historias que hablan de ti. Y llévate mis sueños, recogidos en instantes perfectos, en viajes impresionantes. Recógeme a mí y déjame en un lugar donde nadie pueda pronunciar tu nombre, para que así ninguna letra duela, al ser pronunciada. Si te vas, hazme sentir como si nunca hubieras estado, porque si no lo llegas a hacer, la ausencia será tan insoportable que mis líneas solo gritarán tu nombre, y junto a él, un 'Vuelve pronto'. Si no recoges mis sueños, seguirán revoloteando por mi almohada, anhelando momentos que todavía no habrían llegado.
Pero si de verdad me quieres, y a ti también se te encoge el alma cuando eres testigo de un momento perfecto, si a ti también te coso las alas y te dejo volar libre, si también sientes que ahora cada latido tiene sentido si grita mi nombre...entonces no hace falta que te marches nunca.
Ni recojas sueños, ni recojas tu risa y te la lleves.
Porque entonces voy a pedirte que te quedes,
y que si puede ser, solo si te apetece,
lo hagas para siempre. 































Puedes vivir toda tu vida pidiendo algo,
deseando algo...Pero créeme, no empezarás
a alcanzar esos sueños hasta que no luches
por ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...