Niña de ojos grises y tristes palabras. Te balanceó el viento y en él, viste cómo él llegaba. Te acogió en sus brazos, aprentando, tan, tan fuerte, que parecías formar parte de él. Podría haber elegido a cualquiera; habían miles mejores que tú. Y sin embargo, te escogió a ti. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.