domingo, 16 de junio de 2013

Niña de ojos grises y tristes palabras. Te balanceó el viento y en él, viste cómo él llegaba. Te acogió en sus brazos, aprentando, tan, tan fuerte, que parecías formar parte de él. Podría haber elegido a cualquiera; habían miles mejores que tú. Y sin embargo, te escogió a ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...