Por si volvieras.


Desde que te fuiste ya no volvió a ser invierno- y mira que a mí me gusta el frío- y ahora encontraba calidez en todo, menos en tus brazos.
Y es que mi intento de protegerme con las sábanas es inútil si tus brazos no acompañan esta mitad dormida. 
Que te dejes de tonterías y vuelvas, que el mundo se ha detenido y ya no recuerda hacia qué lado tenía que girar. ¿No ves que no soy la única que te necesita cerca?
Así que no intentes que crea que lo mejor es alejarte, si a cada metro el corazón late más débil.
No has entendido nada en todo este tiempo, ¿verdad?.
Que la luna dejó de tener sentido para los enamorados, y amor pasó a ser una palabra más.
Te necesitamos. Tanto, que arde. Tanto, que se clava. Como cien cuchillos afilados.
Dispuestos a clavarse hondo, muy hondo. 
Y es que nunca he entendido de finales, así que no acabes de escribir la historia.
Quiero leer siempre una página más.
Y que nunca se acaben.
Porque por si aún no te has dado cuenta, la mitad de tu sonrisa se desvaneció con aquella despedida en la estación perdida de tus miedos. Tú la rompiste. Echándome de ti. Echándote de mí.
Y aunque grité y no escuchaste; créeme mi voz no pudo alzarse más.
Por eso me quedé pronunciando tu nombre, abriendo cicatrices
Por si se te ocurría volver.
Por si querías volver.





















El verano va a ser- está siendo- inolvidable.
Habladme de sueños que yo tengo cientos.
Eres lo más bonito que tengo, ¿sabes?
RN  2·6= XII.

Comentarios

  1. Hola:)
    Tienes un premio en mi blog:) ¡Pásate! :)
    Un beso.
    http://graciaxhacermefeliz.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.