domingo, 17 de marzo de 2013

Tener(te).


''Supongo que lo mejor es olvidarnos''. No, no, no y no. Respeté la idea, pero jamás la compartí.
¿Lo mejor olvidarnos? No. Lo mejor era tenerte a menos dos centímetros, cariño. Y sentir tu respiración en mis labios. Eso sí que era vida, escucharte tarareando nuestra canción. Porque lo mejor no es mirar cuando no miras, ni ver como tu vida continúa sin mí, ahora. Lo mejor era abrazarte y sentirte parte de mí, lo mejor era perderme en tu olor y no querer  que nadie me encontrara excepto tú. Lo mejor era soñar con escaparnos juntos a cualquier lugar. Lo mejor era vivir sabiendo que algún día vería un partido de fútbol sentada a tu lado y sentiría como mía tu pasión por ello. Lo mejor era apoyarte en todas tus locuras y decirte que sí a cada una de ellas por el simple capricho de verte sonreírme y sentirte feliz. 
Así que aunque nos empeñáramos en repetir que lo mejor era estar separados, una parte de mí ha sabido que lo mejor...siempre había sido estar juntos. Aunque ya no leas mis palabras, y mi nombre no ronde por esa cabecita loca que tienes. Aunque tus brazos no echen de menos rodear mi cuerpo y tus ojos no me griten que tus labios quieren encontrarse con los míos. A pesar de que ya no esté en tus sueños y ya no entre en tus planes eso de quererme. Tienes que saber que el mundo se me quedaba pequeño cuando estábamos juntos, cariño, y nosotros crecíamos entre todo ese montón de gente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...