C u a t r o

Hoy es día doce y ya han pasado cuatro meses. Cuatro meses de ese día lluvioso, cuatro meses de un primer beso con el mar de testigo. Cuatro meses de ese inocente ' Te quiero'. Cuatro meses de todo. Supongo que si escribo sobre ti es porque estoy completamente segura de que ya no entras y lees nada de lo que ponga. ¿Sabes? Me alegro de que estés ahí. Me alegro de sentir magia cada vez que te miro a los ojos. Y me alegro de que no nos alejáramos. Me alegro tanto de ver tu sonrisa todos los días que mis palabras se hacen mudas si me miras.
Hoy hace cuatro meses que todo empezó, tres que todo acabó. Me gusta más pensar en lo primero. Se me hace más fácil sonreír si te recuerdo con tu sudadera gris, al pie de unas escaleras, besándome. Se me hace más fácil si pienso en todo aquello que dijimos un día. Se me hace más fácil mirarte y pensar que aún existe algo de magia. Aunque después me repita constantemente que tú dejaste de necesitarme.
Si escribo aquí es porque sé que ya no te hace falta leer nada.
Si escribo aquí es porque es más fácil desahogarme aquí que decirte a ti lo mucho que me haces falta.
Pero es que hoy hace cuatro meses.
Y me pregunto durante el día si te habrás acordado de que el día doce era nuestro día. De si habrás pensado en mí. Y todas las noches me hago las mismas preguntas. Que si tú cuando te tumbas en la cama dispuesto a dormir también te acuerdas un poco de mí, que si me piensas, que si hay cosas con las que te cruzas, que te recuerden a mí. Me pregunto tanto...Que si aún recuerdas algunos de nuestros besos, o lo que sentías en el pecho mientras nos abrazábamos.
Me pregunto tantas cosas de las que no encuentro respuestas...
Sólo sé que hoy es día doce y hace cuatro meses. Qué rápido, ¿no?
Después de tanto. Después de tan poco. Después de todo.

¿Ya te has olvidado de mí? ¿Ya no recuerdas todos esos detalles, todas esas cosas que nos hacían sonreír?
Yo a veces echo de menos que seas la última persona con la que hablo, el último que me desee las buenas noches. A veces, a menudo...cada día, te echo de menos. Y me pregunto si aún queda algo de Noelia en ti. Si aún me paseo por tu mente de vez en cuando. Si aún te siguen gustando mis labios. Si aún me quieres a menos dos centímetros. Si aún...si aún te hago falta.

Comentarios

  1. hola me pasaba por tu blog para decirte que me he hecho otro porque el mio lo tenia muuuy abandonada ahora la direccion es: rebecaamontoto.blogspot.com
    Pasate deja un comen si quieres jj besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.