Todo lo que podríamos hacer en un futuro.



Acariciarte la nuca, enlazar mis dedos con los tuyos. Sentarnos en un sofá cualquiera, y ver un partido contigo. Hincharnos a pizza, y que a ti te entre antojo de cerveza. Celebrar los goles a besos. Estar contigo. En las épocas jodidas, en los instantes felices. Regalarte sonrisas si nos cruzamos, y un guiño de ojos cómplice. Darte mis fuerzas si pierdes las tuyas, que me sorprendas y me abraces por detrás. Que me regales tus días, para pintarlos de colores vivos. Que todos los domingos que llueva, quedemos y en cualquier sofá, bajo una manta, me abraces mientras vemos una película de miedo. Que el tiempo nos regale instantes inolvidables. Que nos permitamos el lujo de ver el mundo juntos. Y que cumplas tus sueños. Y yo los míos. Ser jóvenes eternamente. Que no me prometas la luna, pero en secreto, me lleves con tus caricias hasta ella.
Sólo quiero que el tiempo nos dé la oportunidad de querernos, sólo pido eso, contigo. 






















¿Aún piensas en mí?
Yo te pienso a menudo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.