martes, 8 de enero de 2013

Querer abrazarle y no tener el valor.

¿Putada? Putada es pensar qué guapo está y no poder decírselo. Putada es olerle, tenerle a centímetros y que incluso cuando se va, en esa zona de clase aún huela a él. Putada es que te sonría y se te olvide en qué día vives. Putada es que esperes cambios. Putada es que tu mundo esté patas arriba y sólo él sea capaz de ordenarlo con su sonrisa. Putada es echarle de menos. Putada es recordar sus besos y recordar cómo sabían sus labios. Putada es hablar de él en pasado. Putada es contestar: 'No, si lo estoy superando..poco a poco' cuando alguien te pregunta sobre él. Putada es no poder chillarle al mundo que te importaría poco fugarte a cualquier sitio con él. Putada es querer abrazarle y no tener el valor de hacerlo. Putada es que te haga reír y sonreírle a la pantalla sintiéndote tonta. Putada es mirar la arruguita que se le forma encima de las mejillas cuando sonríe y desear besarla. Putada es escribir sobre alguien que a saber qué siente hacia ti. Putada es que te guste mirarle a los ojos y sentirte protegida. Putada es querer ser su fuerza, querer ser la chica, su chica. A la que le dedique los goles, con la que quiera hablar de tonterías, a la que quiera dar las buenas noches, con la que quiera dormir algún día abrazados.
Putada...putada es chillarle cada día con la mirada lo que con los labios eres incapaz de decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...