jueves, 13 de diciembre de 2012

Ese alguien hecho a mi medida, o algo así.

Alguien que soporte mi bipolaridad. Que no entienda mi locura pero me abrace aunque no comprenda porqué soy así. Alguien que quiera verme despertar a su lado todas las mañanas. Alguien a quien le guste mi voz. Quien guarde fotos chorras para verlas y sonreír cuando necesite no estar triste. Alguien que me eche de menos a los cinco minutos de dejarme en casa. Alguien que me envíe un Whatsapp a cualquier hora del día diciéndome que me echa de menos. Alguien que me muerda al besar. Alguien que adore como me queda el amarillo aunque no me siente bien. Alguien dispuesto a echarme la bronca si hago algo mal, alguien que me abrace cuando esté destrozada. Alguien que me desee las buenas noches, alguien a quien aceptaré con defectos y virtudes. Alguien que sea capaz de demostrarme todo lo que con palabras será incapaz de decirme. Alguien que entienda mi pasión por escribir y por la música. Alguien que necesite su espacio, pero que adore que vaya a animarle si juega a fútbol, baloncesto o tenis. Alguien que soporte a mi hermano, y al que no le importe jugar con el a la wi aunque se ponga pesado. Alguien que adore el olor de mi ropa y al que no le importe gastar su tiempo estando conmigo sentado en cualquier lugar comiéndonos a besos. Alguien que no soporte las falsas promesas, pero que prometa que jamás me prometerá nada. Alguien que se contradiga al hablar, y sea un cabezón. Que me lleve la contraria, que me arranque la duda a besos. Alguien que no tenga claro qué va a ser mañana de su vida, pero que sí sepa que el hoy lo quiere pasar conmigo. No busco a nadie especial, ni a príncipes ni a caballos blancos. Ni si quiera busco un castillo. Sólo a un chico normal, con apariencia normal, pero con una enorme sonrisa, que sepa hacerme reír hasta que me duelan las mejillas. Alguien que se ría del hoyuelo de mi cara y del sonido de mi risa. Que me mate a cosquillas y me convenza a besos. Alguien por quien sacrificar mis noches, mis días, mi tiempo. Alguien a quien pueda darle la confianza, la seguridad...alguien que me dé estabilidad. Sólo busco a ese alguien que me he cansado de buscar, el que ahora sólo espero que me encuentre cualquier día, a cualquier hora en cualquier lugar. Ese alguien. 





















Y si alargo el brazo logro alcanzarte.
No necesito aire.
No necesito que canten.
No puedo besarte.
Y eso me arde. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...