¿Sabes por qué da miedo?

Porque ya he tenido la sensación de que volaba otras veces, y siempre me he acabado estrellando. 


No quiero ilusiones, ni promesas si no vas a quererme así, tan fuerte, como te quiero. ¿Sabes qué me acojona? Que pase el tiempo y yo esté segura al cien por cien y tú te quedes en el noventa y nueve. 
Que sé que estoy exagerando, que sé que no puedo pedirte nada, nada. Porque tú me cuidas, y me besas, y me dices que me quieres y te preocupas...Pero a veces siento un nudo en el pecho que no soy capaz de entender. Sé que pienso demasiado, sé que le doy demasiadas vueltas...pero tengo mucho miedo. Y sólo necesito abrazarte y que no digas nada. Quiero besarte y que ya no importen las palabras. No quiero pensar que un día vas a dejar de estar, ni quiero creer que no vas a sentirte enamorado. ¿Al fin y al cabo, cómo sabes que estás enamorado?...
Cuando me preguntan si estoy enamorada, ahora, no sé qué decir. Yo sé la respuesta, pero me da miedo afrontarla porque no es la misma que la de él. ¿Estupideces mías? Puede. ''Si te quiere, disfruta de eso''. Pero no puedo vivir pensando que no ha conocido la sensación, o que no la siente conmigo. Porque él me toca  y vuelo. Por eso lo sé, es por eso que estoy convencida, es por eso que sé que me he enamorado o que lo estoy haciendo, porque sé qué siento cuando le miro a los ojos y es algo que nunca podría describir, porque entonces no hablaría de amor, hablaría de algo que se le parece. Nadie puede hablar de amor, nadie. Al menos no del todo. Y ese es el porqué de mis miedos, de mis dudas, ese es el porqué que me empuja a esta sensación de vacío. Y necesitaba escribirlo, necesitaba explicarlo, necesitaba compartirlo, o sacarlo de mí porque pesa demasiado. 

No necesito más tiempo para saber cuánto te quiero, yo ya sé dónde está el límite y el límite está en el cielo. 

Comentarios

  1. me da tristeza estas palabras pero muchas veces esta bueno encontrar el limite beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.