jueves, 12 de marzo de 2015

Hoy no hay nada más que estas palabras vacías.

El problema era yo.
Así que me aparté, nos apartamos. Y de repente tú ya supiste vivir sin mí...
Y yo debí empezar a aprender también.
Poco a poco, dejaste de necesitarme.
Y yo lo supe.
Y entonces, nos borramos.
Como si nuestra historia jamás hubiera existido.
Nos jodimos.

Fracasamos.
Cada uno desde su lado.
Y..
Y nos perdimos.







Siento esta canción con tanto dolor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...