Hoy no hay nada más que estas palabras vacías.

El problema era yo.
Así que me aparté, nos apartamos. Y de repente tú ya supiste vivir sin mí...
Y yo debí empezar a aprender también.
Poco a poco, dejaste de necesitarme.
Y yo lo supe.
Y entonces, nos borramos.
Como si nuestra historia jamás hubiera existido.
Nos jodimos.

Fracasamos.
Cada uno desde su lado.
Y..
Y nos perdimos.







Siento esta canción con tanto dolor...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.