viernes, 18 de julio de 2014

Yo soy una tormenta. Llego, solo a veces, y revoluciono tu vida, escondiéndote los miedos y dándote motivos para seguir. Y en cambio, a veces, el sol me echa y sin saber adónde ir, juego a desaparecer de tus días, por si un día te cansas de lluvia, y de mí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...