No entiendo de medias verdades ni de barcos sin fondo. No entiendo de puentes gigantes ni de finales. Sé contar pero jamás comprenderé qué sentido tiene llevar la cuenta de todos los días de mi vida. No entiendo de ficción pero siempre estaré soñando. Jamás he entendido por qué cuando la gente está triste las letras son su mayor aliado y su peor enemigo. Jamás entenderé por qué se vive o se muere, pero también diré que nunca intentaré buscar la respuesta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.