jueves, 9 de enero de 2014

La anterior Noelia habría llorado. 
Yo solo me he hecho la fuerte. 
Pero no lo he sido, porque he escuchado  el ruido crujiente de mi yo interior rasgándose por dentro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi etiqueta de advertencia.

Quizá todo sería más fácil si las personas viniésemos con etiquetas de advertencia. Algo así como un aviso: Si me tocas los pies, m...