Porque he visto despertar al sol muchas mañanas y juro que tus ojos perezosos abriéndose al ritmo de la claridad que va entrando por la ventana no tienen nada que envidiarle. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.