Y.











Y justamente en el momento de decir que sí, perdimos los papeles.
Si es que ya sabía yo, que dos corazones impares
 traen consecuencias abstractas.
Qué me ibas a contar tú de amor si ya tenía contados tus lunares.
Si habría cambiado un día de mi vida por curarte todos los males.
Amor, me llamabas.
Y joder si latía fuerte.
Acompasada siempre a ti.
Recogías todas las fuerzas.
Y lo llamabas vida.
Y joder si era vida.
Porque era contigo. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.