miércoles, 10 de julio de 2013

Y ojalá leas estas líneas que susurran tu nombre.




- Y que ya no siento miedo, joder, ya no. En tus brazos no cabe el miedo. Solo hay lugar para mí. 

1 comentario:

Mi etiqueta de advertencia.

Quizá todo sería más fácil si las personas viniésemos con etiquetas de advertencia. Algo así como un aviso: Si me tocas los pies, m...