martes, 16 de julio de 2013

Quizá.

Quizá tu sonrisa debería ser ilegal; ya sabes, por eso de causar tanta felicidad concentrada en un solo instante. 





Te quiero de todas las formas posibles en las que podría hacerlo.
Gracias por esa sonrisa permanente que dejas en mí cada día, pequeño sombi. 
Por si lees ésto, por si aún te pierdes en mis líneas. Decirte que lo nuestro tiene que durar lo que dura una vida.
Doce y veintiséis. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿En qué piensas tú?

Un huracán lo revuelve todo mientras me miro las manos, nerviosa. ¿Que en qué pienso?  Difícil pregunta. Pienso en que sigues camina...