viernes, 31 de mayo de 2013

Podría luchar contra mil demonios, pero jamás podría luchar contra tu forma de reír. Un, dos, tres segundos y ya soy tuya. Tómame de las caderas y comparte mis sueños, pero jamás me hundas, jamás me dejes caer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"...diría que dentro de muchos años"

He estado leyendo antiguas entradas del blog; muy antiguas. Y sí, he terminado llorando. No por nada, sé que esas letras forman parte del...