martes, 26 de marzo de 2013

you.



Tu respiración en mi cuello. Tus labios pegados a los míos. Tan cerca de ti que en nuestras sombras se confundan nuestras figuras. Tú y yo contra el mundo. Soñemos despiertos, volemos sin alas. Y qué importa el qué dirán. Si cuando me abrazas no encuentro mejor refugio, y a tus labios ya les puedo llamar hogar. Hagamos del tiempo ceniza, paremos todos los relojes. Vamos a inventarnos otro mundo, tú y yo. Que éste mundo no me gusta, y cuando tú me miras lo transformas en algo mejor. Vamos a apostar, a fallar, pero y qué, equivoquémonos, para después pedir perdón. Bailemos sin música. Gritemos en silencio. Y qué que hayan días negros si con estar contigo todo se hace blanco. Vamos a robarnos sonrisas y arrancarnos a mordiscos las dudas. Que el miedo solo existe en nuestras cabezas, y para quererte, nunca me hizo falta usar la razón. Vamos a dejar que esta partida la gane el corazón, vamos a susurrarle en forma de grito al mundo que existen mil salidas pero que nosotros ya hemos escogido una...Bésame como si hoy fuese la última noche del mundo, y después dime que me quieres sin necesidad de hablar, solo mirándome a los ojos. Quizá eso baste para que reviente los índices de la felicidad, tal vez eso sea suficiente para saber que luchar es querer, y quererte es la mejor de mis manías... 
Vamos a perdernos, por favor, y si nos buscan, que sean tus manos las que me sujeten a mí y sean mis labios los que te encuentren. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"...diría que dentro de muchos años"

He estado leyendo antiguas entradas del blog; muy antiguas. Y sí, he terminado llorando. No por nada, sé que esas letras forman parte del...