you.



Tu respiración en mi cuello. Tus labios pegados a los míos. Tan cerca de ti que en nuestras sombras se confundan nuestras figuras. Tú y yo contra el mundo. Soñemos despiertos, volemos sin alas. Y qué importa el qué dirán. Si cuando me abrazas no encuentro mejor refugio, y a tus labios ya les puedo llamar hogar. Hagamos del tiempo ceniza, paremos todos los relojes. Vamos a inventarnos otro mundo, tú y yo. Que éste mundo no me gusta, y cuando tú me miras lo transformas en algo mejor. Vamos a apostar, a fallar, pero y qué, equivoquémonos, para después pedir perdón. Bailemos sin música. Gritemos en silencio. Y qué que hayan días negros si con estar contigo todo se hace blanco. Vamos a robarnos sonrisas y arrancarnos a mordiscos las dudas. Que el miedo solo existe en nuestras cabezas, y para quererte, nunca me hizo falta usar la razón. Vamos a dejar que esta partida la gane el corazón, vamos a susurrarle en forma de grito al mundo que existen mil salidas pero que nosotros ya hemos escogido una...Bésame como si hoy fuese la última noche del mundo, y después dime que me quieres sin necesidad de hablar, solo mirándome a los ojos. Quizá eso baste para que reviente los índices de la felicidad, tal vez eso sea suficiente para saber que luchar es querer, y quererte es la mejor de mis manías... 
Vamos a perdernos, por favor, y si nos buscan, que sean tus manos las que me sujeten a mí y sean mis labios los que te encuentren. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.