viernes, 8 de marzo de 2013

Silenciar lo que sientes y hacer de tripas corazón.

Tratar de comprimir lo que siento y arrinconarlo no es fácil. A veces bajo la guardia, y una mirada o una sonrisa pueden hacer que por una milésima de segundo desee con todas mis fuerzas susurrar un 'te echo de menos'. A veces los recuerdos se te clavan y aprietas los ojos, como si eso fuera a alejarte de toda confusión de todo sentimiento que te chille que te aferres a un deseo. Pero los deseos no se cumplen. Ni los que pides con las velas de tu cumpleaños, ni con las pestañas. Ni si quiera los que susurras cuando pasa una estrella fugaz. Los deseos son esas ilusiones incompletas, y nos apoyamos en una esperanza, en una pequeña luz que veamos al final de un túnel inmenso. Es cierto, ni un deseo, ni un milagro harían que volvieses hoy. Ni que tu mano sujetara la mía, ni que tu sonrisa fuera mi única verdad. Lo cierto es que nada de lo que yo piense va a cambiar lo que ahora somos. 
Pero yo sigo intentando esconder cualquier migaja que quede de ti en mí. No por miedo, ni si quiera por lo que puedas llegar a pensar. Yo sé que tú sabes que te quiero. El amor no se va en días, no. Lo escondo porque es la única manera que tengo de mirarte sin sentir que lo único que me apetece es ver tu sonrisa una vez más o besarte. Quizá lo esconda porque escuece mirarte y hablarle a los demás en pasado. Utilizar el pretérito imperfecto contigo...como ya dice la palabra, es demasiado imperfecto. Pero soy consciente del lugar donde me encuentro y el lugar donde estás tú. Y sé que ahora tú avanzas por otro camino, hacia otro lugar. 
Tal vez lejos de mí, tal vez en contra-dirección. 
Ya no necesitamos las palabras, ellas nos empujan al vacío. A veces basta con una mirada, o una sonrisa para saber qué nos dice el de la izquierda, el corazón. 
Sé perfectamente que no soy quien pasea por tu mente, ni roza tus pensamientos. Sé que quizá los abrazos que necesites ya no sean míos. 
Sé lo lejos que estás, y sé que no vas a girarte para mirarme cuando avances con el tiempo. 
Por todo lo que sé, también he logrado entender que no vas a leer esto. 
Y aunque mi corazón diga que no, mi mente cree que eso...es lo mejor. 












'' No hace falta que me traiga la luna para poder llevarme hasta ella.''

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...