Últimamente estoy hundida.

No puedo con todo esto. No puedo. Nada está bien. Y si ella se va... si ella se va mi mundo se acaba de romper. ¿Qué es lo que he hecho mal? ¿Dónde estuvo el error? Lo único que me está enseñando la
vida, a base de golpes, es a fortalecerme. Pero yo ya no vivo, solo sobrevivo. Pasan los días y me invade un vacío enorme. Yo no sé hacia adónde pero sigo caminando. Y yo ya no puedo explicarle a nadie lo que me pasa porque todo esto me ha acabado superando. Me he fallado a mí misma. Yo debería de ser más fuerte, debería ser feliz. Pero parece que el mundo se ha puesto de acuerdo para darme la espalda. ¿Cómo puede pasarme todo esto a mí? Yo no quiero que ella se vaya. Ni que él se aleje. Pero creo que últimamente ya nadie cuenta conmigo. ¿Habré fallado de nuevo? Una tristeza enorme me abraza, y no pienso apartarme, porque es la única que me estrecha entre sus brazos. Ojalá las cosas cambien... ojalá.

Comentarios

  1. Me ha parecido INCREIBLE la entrada anterior es super triste y encima en ese toque de Valenciano le ha dado el toque final! un besazo

    http://blairchevaliers.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Cuando estamos mal tendemos a hacer bola y a pensar que estamos solos y que que no hay salida. Pero siempre la hay, hay que intentar no comerse la cabeza una y otra vez con lo mismo. Hay que intentar sonreír...y avanzar.

    Mucho ánimo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.