viernes, 4 de enero de 2013

Hoy...hoy ésto va por ti.

Hoy es 4 de enero. ¿Creías que no me iba a acordar?
Muchas felicidades, Toni.
Poner en el facebook: ''Felicidades, que pases un gran día :) '' no es una felicitación digna después de toda nuestra amistad. Sí, sé que ahora no somos nada. Ni si quiera conocidos. Pero...pero yo sigo recordando esas pequeñas cosas que me hacían sonreír. Como que por ejemplo, la primera vez que hablamos, lo hicimos de Dora la Exploradora. Yo pensaba que estabas loco. Pero...después descubrí que eras una genial persona. Nunca te gustó la navidad, yo ya sé porqué. Y...me habría encantado estar esta navidad, como la pasada, en tu vida. Para decirte que las cosas no están tan chungas, para quedar contigo y ser tu apoyo, ¿sabes? Pero fui una idiota.
Siempre me arrepentiré de todo lo que pasó, de todo lo malo. Te hice daño, me porté como nunca he sido con nadie y aún no sé porqué.
A pesar de todo, sé que jamás vas a leer esto, dudo que te sepas mi dirección de blog y dudo aún más que te interese lo que escriba. Pero hoy vuelvo a escribir sobre ti, porque en realidad, te echo de menos. Y es cierto que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Y es cierto que a veces se hace duro. Pero hoy es tu día, hoy cumples tus 18, hoy...hoy entras en una nueva etapa. Y ojalá eso te haga olvidar todo lo malo. Ojalá que cuando me recuerdes no lo hagas con rencor....ojalá.
Pero sé que cuando nos cruzamos por la calle...sé que no nos saludamos, sé que no nos decimos nada, sé que agachamos la cabeza, y hacemos como que no nos hemos visto nunca. Como si jamás me hubieras acompañado hasta mi casa, como si jamás hubiéramos reído juntos, como si no hubieras conocido a mi hermano, como si no hubiéramos hablado veces, como si no hubieras ahogado tus penas en todas esas conversas en las que hablábamos de la chica que te había hecho tanto daño. Como si nunca hubiésemos pasado miles de tardes con Sylvia, riendo.
Pero lo cierto es que un día, despertarás y tú ya no me recordarás. Porque...¿para qué recordar todo lo malo? Yo, cada noche, cuando me voy a la cama, y me da por pensar, recuerdo que te prometí que no me iba a ir y que te fallé. Es la primera promesa que rompo. Y no lloro porque me sienta culpable, lloro porque te hice llorar y nadie merece que tú llores por nadie.
Ojalá hoy lo pases en grande, tienes unos amigos que están ahí y que valen oro. Disfruta de todo, Toni,aunque yo no pueda estar ahí. Y gracias, gracias por darme tanto de ti. Gracias por escuchar mis rayadas, por aguantar que hablase todo el rato del mismo chico, gracias por recordarme lo mucho que valía. Gracias por, después de todo, haber contestado mis mensajes hace un mes. Gracias por...por explicármelo todo aunque tus palabras me hicieran mucho daño. Gracias por haber sido como un hermano, gracias por no haberme fallado nunca. Porque jamás me fallaste.




2 comentarios:

  1. Que el mono trasnoche y vea esto.... Que el mono se ponga sensible y tenga ganas de abrazar a la mona... (PD: Este es mi nuevo blog)

    ResponderEliminar

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...