martes, 18 de diciembre de 2012

Pumpumpum.

Porque intento desentenderme de mi corazón pero él siempre me persigue. Quiero que el cielo baje y cambie de color, pero aquí tú decides. No entiendo nada, nada, sólo sé que tus pupilas están atravesando el iris de mis ojos a toda velocidad, y estás cayendo precipitadamente a mi lado. Porque el tiempo se ha detenido, y las agujas no avanzan en el reloj. Porque no hay nadie a nuestro alrededor. Sí, ahora, aquí, tú, yo. ¿A caso piensas en esa paloma que está a un metro? ¿ A caso estás mirando a la chica guapa de la falda roja? No. No estás prestando atención. Sólo mis ojos. Mis ojos.Y siento ganas de aterrizar, o de volar, pero escapar. Porque quiero meterme en un laberinto, porque quiero huir. Porque tu mirada me está atrapando. Mierda, no, lo estás volviendo a hacer. ¿Estoy volviéndome loca o eso ha sido una sonrisa? Me tiemblan las manos y mi pulso cada vez es más malo. Me va a dar una parada cardíaca. Quiero arrancarme la piel porque me arden las mejillas. Me estás mirando, estoy sonriendo. Estamos sincronizados. Un, dos. Un, dos. ¿Estás sintiendo eso en el pecho? Se llama corazón. Y ahora late desenfrenadamente. Pum,pum,pum. Te siento demasiado cerca. Pum, pum, pum. Me arde el alma si me rozas así las mejillas. Pum, pum, pum. Me muerdo los labios para que no se me escape un Te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...