El chico del coche rojo.

Miradas que impactan, chocan, resbalan. ¿Eres un ángel? Porque parece que tengas alas.
Tus ojos me dan las respuestas de preguntas que mi cabeza aún no se ha planteado. ¿Dónde están los límites para los soñadores? Mi límite está en tu sonrisa, esa que no he visto todavía.
¿Eres una especie de salvación? Porque has llegado cuando me estaba hundiendo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.