martes, 11 de diciembre de 2012

El chico del coche rojo.

Miradas que impactan, chocan, resbalan. ¿Eres un ángel? Porque parece que tengas alas.
Tus ojos me dan las respuestas de preguntas que mi cabeza aún no se ha planteado. ¿Dónde están los límites para los soñadores? Mi límite está en tu sonrisa, esa que no he visto todavía.
¿Eres una especie de salvación? Porque has llegado cuando me estaba hundiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...