miércoles, 10 de octubre de 2012

Incluso en lo más difícil.

Yo también sé qué es esperarle ansiosa mirando la puerta, rezando por que aparezca ya en clase. Yo también le he visto con gafas, y sin. Yo también he observado cada uno de sus movimientos, y le he mirado mientras gesticulaba exageradamente. Yo también me he sentido orgullosa de él cuando ha ganado una carrera, o cuando acierta una pregunta complicada en clase. Sí, sé lo que es verle a lo lejos y que te tiemble hasta el corazón, que te sonría y se te olvide hasta la primera declinación de latín, sé qué significa sentirse querida, porque él también me ha llamado ''bonita'' y me he caído del mundo.
Sé lo que significa que te mire mucho, y sé lo que te tiembla el pulso cuando sientes que tiene sus ojos fijos en ti. Sé lo que son sus manos rozándote la piel, sé lo que es su mirada de avellana. Lo sé.
Por eso te digo que si de verdad te sucede eso, que si de verdad sientes que él es el único fin del mundo que podría hacerte temblar, si de verdad quieres que te devore el cuello a besos, o que te diga '' te quiero'', si de verdad quieres todo eso....te suplico que luches. Porque luchar siempre vale la pena. Incluso en lo más difícil, que es amar.

1 comentario:

  1. ay!! ♥ Que lindo.
    Creo no, estoy segura que tod@s en algún momento hemos sentido eso.
    Lograste que recordara varias cosas.
    Un afroabrazo.

    ResponderEliminar

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...