sábado, 25 de enero de 2014

' Un invierno viene de cara'.


Me miraste como quien mira algo que jamás quiere perder. Entonces almacené el momento para tenerlo siempre conmigo. Locura, lo llamabas. Estilo de vida, te contesté. Y un te quiero acabó en tus labios, en forma de susurro, de beso, de abrazo. 
Tres mil pedazos de cristal montados de nuevo, comprimidos. Como quien construye algo que jamás podrán volver a destrozar.
Eso hiciste conmigo. Me has hecho fuerte, astuta, buena e irrompible.
Ya jamás nadie podrá volverme a destrozar, porque tú estarás allí para recordarme que levantarse no siempre será una opción, sino un continuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿En qué piensas tú?

Un huracán lo revuelve todo mientras me miro las manos, nerviosa. ¿Que en qué pienso?  Difícil pregunta. Pienso en que sigues camina...