Dime si soy yo.

Dime si te llena mi voz dispersa que se evade en el aire, y si te queman mis miradas cuando se clavan en tus párpados. Si notas tú también, aquí en el pecho, esa esencia que se dispara y que roza las nubes, sincera.
Si has notado que soy yo todo lo que buscas, todo o más de lo que esperas. O si es mi voz la que quieres oír por las noches. Si es mi nombre el que esperas leer cuando alguien te escribe, sin son mis versos los que quieres que lleven tu nombre. Dime si eres tú y si soy yo, si somos nosotros. Dime si es mi mano la que esperas que sujete tus malos días y si son mis sonrisas de terciopelo las que quieres que te abracen por las noches. Dime si son mis lágrimas las que causarán un terremoto en tu vida, y si será mi risa tu mayor droga. Si correrás desesperado cuando los problemas lleguen, si esperarás que la solución se esconda detrás de mí. Dime si soy yo con quien te ves dentro de diez años, si soy yo quien te imaginas que se tirará a los colchones de la tienda, probando como una loca, cuál sería el mejor para nuestro piso. Dime si soy yo quien esperas que te comprenda, quien se comprometa a contar las mil lunas que contemplaremos bajo el mismo cielo. Si soy  a quien serás capaz de perdonar en los peores días, y si de veras crees que es mi nombre el que está a la altura del tuyo.Si esperas que sea yo, eso que jamás hayas imaginado, pero que después de haberlo encontrado, no seas capaz de soltarlo. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ni novios, ni amigos, ni colegas. Somos lo que el tiempo deja.

Si algún día te preguntan por mí.

Palabras que te mereces aunque no lo sepas.