domingo, 6 de octubre de 2013



Como si de repente tú fueras vida y yo fuera muerte.
Como si de casualidad, cuando dos labios se ajuntan
la vida perdura y la muerte muere. 
Como si por querernos hubiéramos vencido y por conocernos
nos hubiéramos salvado.



Así somos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

mi batalla contra el invierno

Saco las palabras por las mangas del jersey, asomo la cabeza por ese agujero, que tengo cerca, y que es la verdad. Y el viento fuerte y...